Skip to content
Carrer de la Màquina, 53 08850 Gavà
Vuelco de una grúa Kone en el Puerto de Barcelona

Vuelco de una grúa Kone 907 en el puerto de Barcelona

El pasado 1 de julio, DeltaPunt ejecutó el vuelco de una grúa portacontenedores del muelle de la terminal APM del Puerto de Barcelona con capacidad de carga de 40 toneladas a un alcance de 47 metros, con una separación entre patas estándar de 10 pies y una altura máxima con la pluma levantada de 95 metros (68 metros sin la pluma levantada).

La parte trasera del pórtico (contrapluma) tiene 39 metros contados desde el carril lado tierra, para una envergadura total de 124 metros en posición de trabajo. El peso de la estructura de la grúa aproximadamente de 900 toneladas, con el centro de gravedad situado a unos 40 metros de altura con la pluma bajada, o de 50 metros con la pluma levantada.

Técnica empleada para el vuelco de la grúa Kone

Antes de acometer el derribo de la grúa por medios mecánicos, los equipos de trabajo de DeltaPunt llevaron a cabo la preparación del terreno, delimitando el espacio de seguridad con vallas y generando una cama de arena en el suelo para minimizar el impacto de la grúa Kone.

Delimitado el terreno en condiciones de seguridad, se procedió a poner la grúa en posición de pluma levantada para ejecutar cortes de debilitamiento estructural, y la posterior fijación de dos cables desde la parte delantera de la grúa con eslingas y de parte de la maquina con un implemento específico mediante grilletes. A partir de ahí, sólo quedaba proceder con el tiro de los cables para hacer el vuelco de la grúa en la cama de arena.

Para la ejecución del vuelco de una grúa Kone en el Puerto de Barcelona, DeltaPunt activó los siguientes recursos técnicos y humanos:

  • Liebherr 954 y 914.
  • 2 grúas de capacidad de 120 y 200 toneladas.
  • Plataformas elevadoras de 43 y 57 metros.
  • Komatsu S270
  • Bobcat S450 con barredora y pala.
  • Eslingas y grilletes,
  • Bañeras transporte de tierras,
  • Sopletistas.

La seguridad, clave en el derribo de la grúa

Uno de los aspectos esenciales en la preparación y ejecución de cualquier derribo es la seguridad. Y en este caso concreto, y dados los volúmenes y dimensiones del objeto a demoler, adquirían si cabe mayor relevancia. Para empezar porque exigían unos cálculos previos de cierta complejidad antes, durante y después del vuelco de una grúa Kone. El cálculo previo de vibración, el cálculo de estabilidad previo al vuelco tras los cortes y la medición de auscultación durante el impacto.

Dichos cálculos tenían como objetivo dimensionar correctamente la cama de arena que se configuró con el objetivo de amortiguar el espectacular impacto de la grúa Kone una vez tumbada por medios mecánicos.

En definitiva, una actuación cuya espectacular resolución duró apenas unos segundos que no esconden el intenso trabajo de alto nivel profesional en la planificación y cálculo para garantizar la ejecución en unas condiciones de máxima seguridad. El vuelco de una grúa Kone en el Puerto de Barcelona confirma las capacidades, la solvencia y experiencia acreditada de una empresa como DeltaPunt en el ámbito del derribo y la demolición.

Volver arriba